El equipo conformado por 33 estudiantes de la Universidad Adolfo Ibáñez , busca poner en los medios las temáticas sobre movilidad sustentable en un contexto país donde las energías renovables cobran cada día más fuerza. En 2021 participarán además con un prototipo de auto solar en la carrera más importante del mundo, la Bridgestone World
Solar Challenge en Australia.

En 2017 un equipo de estudiantes de las diferentes ramas de la carrera de ingeniería civil de la Universidad Adolfo Ibáñez inició un innovador proyecto orientado hacia el desarrollo de tecnologías limpias para la creación de autos solares. Luego de ganar la Carrera Solar de Atacama 2018 con su primer auto EMU Alpha, categoría híbrido biplaza (energía solar y tracción humana), el equipo se puso como meta alcanzar un puesto entre los diez primeros lugares de la Bridgestone World Solar Challenge, la carrera de autos solares más grande del mundo, que cruza Australia entre Darwin y Adelaide (3.050 km aproximadamente), que se disputará en octubre del próximo año.

Oliver Stehr, team manager de EMUAI, señala que “las carreras solares ayudan a impulsar estas tecnologías, a educar y conscientizar a la población en general sobre las potencialidades de las energías renovables para la generación de un transporte sustentable y limpio. La importancia de desarrollar un auto solar en Chile tiene relación con generar un cambio cultural, donde se persigue la posibilidad de reemplazar el motor a combustión interna (MCI) por motores eléctricos”.

Alcanzar un lugar en el top ten es la principal meta de estos jóvenes que se encuentran actualmente trabajando
en el diseño del prototipo que competirá en Australia. Felipe Azúa, encargado de difusión de EMUAI, nos cuenta que el trabajo detrás de este auto también contempla la búsqueda de patrocinadores para financiar la investigación y el desarrollo de un automóvil 100% solar.

“El costo de la construcción de este prototipo de auto solar conlleva un financiamiento de 250.000 USD, el cual se llevará a cabo con materiales compuestos, ultraligeros y altamente resistentes. Con el resultado logrado hasta ahora, la meta que nos propusimos en un comienzo se ve cada día más cerca”, agrega Azúa.

Con el objetivo de Australia en el horizonte, el equipo de EMUAI también dedica gran parte de su tiempo en la
promoción del transporte sustentable e investigación y uso de energías renovables aplicadas a la electromovilidad. Oliver Stehr, agrega que el EMU Alpha, modelo que ganó la Carrera Solar Atacama, hoy recorre ferias y eventos, con la “visión de educar y motivar a más jóvenes a impulsar el desarrollo del transporte sustentable”.

 

De cara a la Bridgestone World Solar Challenge 2021

Para este desafío, los integrantes de EMUAI contarán con el apoyo de Jasper Schrijvers como mentor, quien fue asesor del equipo ganador de la última competencia de la Bridgestone World Solar Challenge realizada en 2019. “Su ayuda es súper valiosa para el trabajo que nosotros vamos a desempeñar. Su experiencia en carreras solares y su transferencia de conocimiento nos ayudará a alcanzar nuestra meta”, agrega Felipe Azúa.

Hasta la Bridgestone World Solar Challenge también han llegado otros equipos chilenos como la Universidad de La Serena y la Universidad de Chile. Técnicamente, hoy EMUAI se encuentra avanzando en el diseño del automóvil, utilizando Siemens NX, un software especializado que es utilizado en el desarrollo de los modelos de la marca alemana Mercedes-Benz. Esta tecnología, les proporcionará información relevante para el desarrollo de la aerodinámica y estabilidad del vehículo, asegura Oliver Stehr.

“Este proyecto está pensado para perdurar por mucho tiempo, no sólo a una carrera, expandirse a otros ámbitos, generando expertos en electromovilidad en nuestro país. Estamos abiertos a los desafíos y a la innovación en este tipo de competencias, generando investigación que en un futuro podría asentar las bases de una industria de automóviles eléctricos en Latinoamérica, siendo Chile pionero en esta materia”, finaliza el team manager de EMUAI.