¿Has escuchado hablar del hidrógeno verde? sé que el concepto de hidrógeno les suena familiar, es el elemento químico más abundante en el universo, pero, al agregarle ​“verde” ya no estamos muy seguros de lo que hablamos. A través de estas líneas les explicaré qué es y por qué es una de las mejores soluciones para ser el combustible del futuro.

Hoy en día, dependemos bastante de los combustibles fósiles, ​los cuales perjudican enormemente al planeta. ​Según la ​International Energy Agency (IEA)​, los combustibles de mayor producción en el mundo, son el petróleo con 31,4% y el carbón con 29% (datos del 2012), siendo su participación cada vez mayor​. Debido a esta problemática, se han realizado avances, como lo son los autos eléctricos, sin embargo, el llevarlo a cabo implica un gran costo, y en respuesta a esto, surge el hidrógeno verde. El cual, es hidrógeno, pero el término verde, muchas veces relacionado con el medio ambiente y sustentabilidad, hace referencia a la huella que deja el proceso de su obtención. Para obtenerlo, solo se necesita agua y energía.

En la actualidad, la mayoría del hidrógeno utilizado como fuente de energía es producido a partir de combustibles fósiles, generando una gran cantidad de CO2, por lo que no es un método respetuoso con el medio ambiente. ​Anteriormente, mencione que el hidrógeno verde era el combustible del futuro, esto es gracias a su proceso de obtención y el impacto en nuestro planeta.

Una investigación publicada en la revista ​Nature Energy, se propuso ​cuantificar el costo de producción de hidrógeno a partir energía eléctrica​. ​Los investigadores recopilaron datos sobre los costos y precios del hidrógeno y los compararon con los precios de la electricidad en el mercado y datos de generación de energía eólica durante un año en Alemania y Estados Unidos. Su conclusión fue que la generación de hidrógeno a partir de energía renovable, pueden llegar a ser rentables a partir de los 3,23 euros el kilo.

Teniendo en cuenta los recursos naturales de nuestro país y lo mencionado, Chile es ideal para generarlo y comercializarlo. En el norte, nos encontramos con el desierto de Atacama, región con la mayor radiación solar del planeta y también donde se planea construir una de las plantas solares más grandes del mundo. Y al sur de nuestro país, nos encontramos con diversas centrales eólicas. Todo esto sumado a que a lo largo de Chile, nos encontramos con mar (agua), nos hace pensar en el gran potencial que presenta nuestro país para generar el tan preciado hidrógeno verde.

Gracias a la gran eficiencia energética de este nuevo combustible, a los beneficios que trae consigo para el medio ambiente, estoy segura de que el hidrógeno verde será el combustible del futuro.